Two of our new Magnolias are spotlighted in the Ecuadorian national press; and a fourth new species of Magnolia is found in our Dracula Reserve

dsc0006

Magnolia vargasiana with flea beetle pollinator. Click caption to enlarge. Photo: Lou Jost/EcoMinga.

Over the weekend one of the largest newspapers in Ecuador ran a nice story about the two new species of Magnolia discovered in our Rio Zunac Reserve some years ago. The article quotes David Neill explaining the remarkable story of the recent explosion of Latin American discoveries in this genus: “As of two years ago only five species of magnolia were known from Ecuador; now there are 23.”

The article notes that Fundacion EcoMinga protects the two newly-discovered species, M. llanganatensis and M. vargasiana. Our “Keepers of the Wild” reserve guards played a crucial role in their discoveries and are co-authors of the scientific articles describing these species.

dsc0054

Magnolia llanganatensis. Click caption to enlarge. Photo: Lou Jost.

David mentions that many Magnolia species are endangered, but that these two species are safe thanks to our foundation.

The article only mentions two of our species, but as readers of this blog know, our guards had recently found a third undescribed species, in our new Forests in the Sky reserve near Banos, very close to the Rio Zunac Reserve where the other two Magnolias were found. That species had originally been discovered somewhat north of there, and is currently being described.

But that’s still not the end of it! Last month Alvaro Perez of the Universidad Catolica found a new population of an undescribed Magnolia in our Dracula Reserve in northwest Ecuador. That species was originally discovered near Mindo in west-central Ecuador. I suspect we will still discover one or two more new species in our reserves. But even just these four make our reserve system one of the richest in South America for this genus.

Here is the Spanish text of the article:

En Ecuador se descubrieron dos magnolias

” Científicos de la Universidad Estatal Amazónica (UEA) y de la Fundación Ecominga descubrieron dos especies de plantas del género magnolia. Este grupo de árboles es uno de los antepasados más antiguos de las plantas con flor (angiospermas). Son fósiles vivientes que colonizaron la Tierra en la era de los dinosaurios, hace 70 millones de años.
Los árboles miden entre 11 y 27 metros de altura.

Tienen flores grandes que pueden alcanzar los 30 cm de ancho y algunas tienen hasta 50 pétalos, aunque el número varía entre especies e individuos. 
¿Por qué tantos pétalos? Las primeras flores evolucionaron de una especie de piñas características de las plantas de la época del Cretácico. Así lo explicó David Neill, uno de los investigadores del estudio.
 El descubrimiento de especies de magnolia es esencial para estudiar el origen y la evolución de las plantas con flor. En el mundo existen alrededor de 170 especies de este género. 
En la última década, se ha descubierto un gran número de especies neotropicales. Ahora las magnolias que se encuentran en el Nuevo Mundo han aumentado de un tercio a casi la mitad de todos los especímenes a escala mundial.

“Hace dos años se conocían apenas cinco especies de magnolia en Ecuador; ahora son 23”, cuenta Neill. Agrega que esta es una demostración de las pocas investigaciones que se han realizado del género.
 El Ecuador es el país neotropical con más especímenes por área. En especial la región de Zamora Chinchipe, la cual alberga nueve especies por ­cada 10 000 km². 
El descubrimiento de los dos nuevos árboles fue inesperado. Los científicos habían encontrado las flores de los especímenes durante un muestreo en la Cordillera de los Llanganates, en el 2014. Las archi­varon, guardando su secreto en el herbario de la UEA.

Meses más tarde, el botánico mexicano Antonio Vázquez las identificó como dos nuevas especies de plantas únicas en el mundo. A la primera, los científicos la llamaron Magnolia vargasiana, nombrada en honor al rector de la UEA, Julio César Vargas. Las segunda recibió el nombre del lugar donde la encontraron: Magnolia llanganatensis. 
Magnolia vargasiana tiene hojas más puntiagudas que la llanganatensis. Esta última, publicada recientemente como nueva especie, tiene frutos rojos, su flor mide 3 centímetros y posee seis pétalos.

Las dos especies son endémicas de un área limitada de la cordillera central de los Llanganates. Es decir, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. 
Ambas habitan dentro de un área protegida por la Fundación Ecominga, por lo que según Neill no presentan ninguna amenaza, al contrario de otras especies.

Un estudio -realizado por Vázquez y sus colegas- afirma que un 26% de las magnolias del neotrópico se encuentra amenazado de extinción, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación (UICN).
El género magnolia es de origen norteamericano. Este migró a Europa, Asia y Sudamérica. Después de miles de años se extinguió en Europa, dejando solo restos fósiles de su existencia.

Actualmente, debido a la degradación del hábitat, muchas especies de estos fósiles vivientes ya no existen en estado natural . 
En Asia y América, este grupo de árboles tiene una importancia económica y cultural. Su madera es cotizada por ser dura. Muchas especies 
se siembran con fines ornamentales. Otras se utilizan para la industria farmacéutica y la de perfumes.”

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/ecuador-descubrieron-magnolias-flora.html. ElComercio.com
Lou Jost
Fundacion EcoMinga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s